sábado 21 de noviembre 2020

Rebrote de coronavirus en Corea del Sur

El número total de casos confirmados del país a 30,403.

Corea del Sur reportó 386 nuevos casos de coronavirus en un resurgimiento que podría obligar a las autoridades a volver a imponer restricciones más fuertes al distanciamiento social después de flexibilizarlas en octubre para estimular una economía tambaleante.

Las cifras publicadas por la Agencia de Prevención y Control de Enfermedades de Corea el sábado elevaron el número total de casos confirmados del país a 30.403, incluidas 503 muertes.

Más de 270 de los nuevos casos provienen del área metropolitana de Seúl, donde los trabajadores de la salud han tenido problemas para rastrear las transmisiones en escuelas, academias privadas de tutoría e instalaciones religiosas.

También se notificaron infecciones en otras ciudades importantes, como Busan, Daejeon, Gwangju y Asan.

Hasta ahora, Corea del Sur ha logrado capear la pandemia sin grandes bloqueos, confiando en cambio en una agresiva campaña de prueba y cuarentena y en el uso de máscaras.

Las autoridades suavizaron las medidas de distanciamiento al nivel más bajo en octubre, lo que permitió que reabrieran lugares de alto riesgo, como clubes nocturnos y bares de karaoke, y que los fanáticos volvieran a los deportes profesionales.

Pero la Sociedad Coreana de Enfermedades Infecciosas dijo el viernes que el país podría estar reportando más de 1,000 nuevas infecciones por día en una semana o dos si las medidas de distanciamiento social no se fortalecen de manera efectiva.

“Las transmisiones de COVID-19 ocurren en grandes cantidades simultáneamente en todo el país y, en algunas regiones, el ritmo de las infecciones ya ha sobrepasado las capacidades locales para rastrear contactos”, dijo el grupo de médicos.

Cerrar