jueves 08 de abril 2021

Protestas violentas en Irlanda del Norte

Las autoridades de Irlanda del Norte buscaron restablecer la calma el jueves después de que jóvenes protestantes y católicos en Belfast arrojaran ladrillos, fuegos artificiales y bombas de gasolina a la policía y entre ellos. Fue el peor caos en una semana de violencia callejera en la región, donde la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea ha alterado un difícil equilibrio político.

Multitudes, incluidos niños de 12 o 13 años, se enfrentaron a través de un «muro de la paz» de hormigón en el oeste de Belfast que separa un barrio protestante leal a los británicos de un área católica nacionalista irlandesa. La policía disparó balas de goma contra la multitud y, cerca, un autobús urbano fue secuestrado e incendiado.

Irlanda del Norte ha visto brotes esporádicos de violencia callejera desde que el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998 puso fin a “los Problemas”, décadas de derramamiento de sangre entre católicos y protestantes sobre el estado de la región en la que murieron más de 3.000 personas.

Pero el subjefe de policía del Servicio de Policía de Irlanda del Norte, Jonathan Roberts, dijo que el caos del miércoles «fue a una escala que no hemos visto en los últimos años». Dijo que 55 policías habían resultado heridos durante varias noches de desorden y que era una suerte que nadie hubiera resultado gravemente herido o muerto.

Hubo un nuevo estallido de violencia el jueves por la noche en el área nacionalista de Springfield Road de Belfast, donde los jóvenes arrojaron piedras a la policía, que respondió con un cañón de agua.

La separación de Gran Bretaña de la UE ha puesto de relieve el estado controvertido de Irlanda del Norte, donde algunas personas se identifican como británicas y quieren seguir siendo parte del Reino Unido, mientras que otras se ven a sí mismas como irlandesas y buscan la unidad con la vecina República de Irlanda, un miembro de la UE.

Fuente: AP

Cerrar