Miércoles, 1 de Marzo de 2017 | 11:36 am

Divisaron de cerca a ballena que parecía muerta. Nunca se imaginaron que les estaba pidiendo ayuda

Una familia que navegaba por la inmensidad del océano, divisó muy de cerca a una ballena que flotaba sobre las olas como si estuviera muerta. Tras un par de segundos y al sentir la presencia humana, esta ballena, tal y como lo hubiese un niño en aprietos, el majestuoso animal lanzó un estremecedor alarido que hizo que la familia reaccionara de forma inmediata. Un sujeto decidió lanzarse al agua y ver qué era lo que ocurría con el animal, hasta que divisaron una enorme red de pescar que rodeaba al inmenso animal, el cual comenzó a alejarse, por lo que la familia tuvo que acercársele con el bote hasta que se quedó quieta.

La familia contactó de forma inmediata a un central de ayuda de animales marinos, pero con el pasar de los minutos éstos no llegaban. Al ver a la moribunda ballena que tuvo que sobrevivir por horas, quizás días atrapada en la enorme malla plástica, en los que no pudo alimentarse, las personas entendieron que no había tiempo que perder. Su vida pendía de un hilo y esos minutos eran claves.

Agarraron todo lo que se encontraba en ese minuto en su bote y utilizando toda su fuerza, las personas comenzaron a cortar la red. Al no tener una navaja que pudiese ser utilizada de forma efectiva para romper el grueso plástico, el trabajo de salvar su vida se hacía cada vez más difícil. Mientras que ellos ponían todos sus esfuerzos para salvar su vida, la ballena seguía emitiendo alaridos para pedirles que por favor no se rindieran. La dificultad de la tarea aumentaba con el pasar del tiempo y a medida que los sujetos se ponían cada vez más nerviosos por el temor a no salvarla.

Tras un par de minutos y a medida que la malla de desintegraba cada vez más, la ballena comenzó a moverse, lo que facilitó la labor de los generosos hombres que no dudaron en ayudar al pobre animal. Cuando cortaron los últimos cordeles que seguían atorados a su cuerpo, la ballena por fin inició su desplazamiento, lo que confirmó que lo habían logrado. Cuando vieron como se alejaba, la familia celebró: “¡Lo hicimos!”.

En un par de segundos, la ballena se había alejado completamente del lugar en donde ellos se encontraban, pero no se marchó sin antes darles las gracias por haber salvado su vida. Justo en frente de ellos, la ballena llevó a cabo un espectacular salto sobre las olas que provocó la emoción y ovación de la familia. La pequeña niña que los acompañaba en ese momento entendió el por qué del actuar del hermoso animal.

Nunca debemos olvidar que los animales no son nuestros para nuestro uso o diversión, sino que son seres majestuosos que fueron puestos en la Tierra para hacer del mundo un lugar mejor.  

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios