Martes, 14 de Marzo de 2017 | 3:14 pm

Un anciano de Minneapolis es un criminal nazi que busca Polonia

Un anciano de Minneapolis es un criminal nazi que busca Polonia
Un anciano de Minneapolis es un criminal nazi que busca Polonia

Michael Karkok es un ciudadano estadounidense de 98 años que sufre del Mal de Alzheimer. Según las autoridades polacas, también es el oficial nazi que exterminó a los habitantes de los pueblos de Chlaniow y Wladyslawin en represalia por la muerte de un oficial alemán entre esas localidades de Polonia. Dispuso que se incendiaran todas las casas y se matara a tiros a quienes intentaran escapar.

"Liquiden a todos los residentes", ordenó el hombre en el verano boreal de 1944. Los soldados a su cargo siguieron sus órdenes.

"Se podían escuchar los disparos de las ametralladoras y las explosiones de las granadas", dijo a The Washington Post Stanislawa Lipska, quien sobrevivió a la masacre de Chlaniow. "Se aseguraron que nadie escapara". Un soldado de la compañía, Vasyl Malzhenksi, recordó que pudo ver "los cadáveres de los residentes asesinados: hombres, mujeres, niños".

Se presume que luego de la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial el comandante nazi ingresó a los Estados Unidos, mintió sobre su pasado militar y se instaló a vivir en Minneapolis, Minnesota. Nadie lo asoció a los pueblos destruidos hasta ahora.

La familia de Karkoc negó que la historia fuera cierta. Andriy Karkoc, el hijo del acusado, dijo que se trataba de palabras "malvadas, inventadas, intolerables y maliciosas". Amenazó con acciones legales a la agencia Associated Press, que publicó originalmente la noticia en 2013: "Me gustaría llevar a esta gente ante los tribunales para causarles el dolor que ellos nos causaron a nosotros".

Según el periódico local Minneapolis Star Tribune, los fiscales polacos han fundamentado su imputación. Un informe "reveló evidencia de que en 1944 Karkoc ordenó a sus hombres que atacaran un pueblo polaco en el cual resultaron muertas docenas de civiles, lo que contradice las declaraciones de su familia según las cuales nunca estuvo en el lugar", argumentó la publicación. "Los relatos se basaron en documentos de los años de la guerra, testimonios de otros miembros de la unidad y las memorias en ucraniano del propio Karkoc".

El texto autobiográfico, publicado en 1995, relató que se unió al ejército alemán luego de la invasión de la Unión Soviética en 1941, y ganó una Cruz de Hierro. Mencionó la muerte de Siegfried Assmuss cerca de Chlaniow: "Perdimos un comandante irreemplazable", escribió. No mencionó las represalias que siguieron y dejaron, se estima, 44 muertos.

La Justicia alemana había revisado el caso en 2013 y había identificado al anciano de Minneapolis como el comandante nazi que ejecutó las matanzas. Sin embargo, habían archivado la investigación al recibir la documentación médica que comprobó la enfermedad de Karkov, por considerar que no podía ser sometido a juicio. Polonia considera que la gravedad de los hechos lo amerita, y buscará su arresto y su extradición.

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios