Viernes, 17 de Marzo de 2017 | 11:41 am

Niño de sólo 8 años salva a su padre de morir aplastado por un auto. Dice que ángeles lo ayudaron

Niño de sólo 8 años salva a su padre de morir aplastado por un auto. Dice que ángeles lo ayudaron
Niño de sólo 8 años salva a su padre de morir aplastado por un auto. Dice que ángeles lo ayudaron

“Estaba todo en sus manos y pensé, ‘ya está. No hay forma de que pueda levantar un auto que tuvimos que levantar entre su hermano mayor y yo’”.

El lazo entre padres e hijos es algo único. Hay muchas historias sobre padres haciendo esfuerzos sobrehumanos para sacar a sus hijos adelante o salvándolos en situaciones de riesgo, pero esta vez fue un niño de sólo ocho años el que intercedió en el momento que su progenitor más lo necesitaba con un acto realmente milagroso.

JT y Mason, su hermano de 17 años, estaban ayudando a su padre a reparar un Toyota Prius. La mecánica, además de ser el negocio familiar, es una actividad que los tres disfrutan y los mantiene unidos.

La diversión se vio interrumpida cuando Mason se cortó con un pedazo de lata y tuvo que correr a limpiarse. Stephen aún estaba gritándole que se envolviera la herida con algo cuando pasó a llevar un eje y el auto cayó sobre él.

“Le grité a JT que usara la gata hidráulica, ‘¡Levántalo rápido! ¡Levántalo rápido!’

No me podía mover. Estaba totalmente atrapado y luego me desmayé. Estaba todo en sus manos y pensé, ‘ya está. No hay forma de que pueda levantar un auto que tuvimos que levantar entre Mason y yo’”.

JT, que no llega a pesar 30 kilos, comenzó a saltar sobre la gata desesperadamente, y luego de una verdadera eternidad, el auto volvió a subir. Luego corrió a buscar a su hermano quién llamó a emergencias.

jcrop preview

No fue hasta que Stephen se encontraba camino al hospital con 13 costillas rotas que a alguien se le ocurrió preguntar a JT cómo había levantado el auto. La respuesta del niño conmovió a la familia hasta las lágrimas.

Luego la reprodujo para East Idaho News:

“Fueron ángeles”.

Stephen perdió a su hermana y cree que él y su abuelo estuvieron ahí para ayudarlos. Jordi Parker, su esposa y madre de los chicos dice que es un milagro:

“Todo es un milagro. No hay otra forma de describirlo. No hay forma de que un niño hiciera eso. Siento que es nuestra responsabilidad ahora decirle a la gente que los milagros son posibles”.

La Cruz Roja de East Idaho, Estados Unidos, le entregó a JT su premio para “Héroes de Verdad”. El público le aplaudió de pie. Sin embargo el niño subió rápido, sonrió con timidez y se bajó corriendo a abrazar a su familia.

Tiene sólo ocho años, después de todo.

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios