Martes, 30 de Abril de 2019 | 1:39 pm

Literatura y diversión para los más pequeños en la Feria del Libro

Más allá de los libros, la feria también ofrece una plétora de actividades para que los más chiquitos disfruten de su estadía

Literatura y diversión para los más pequeños en la Feria del Libro
Literatura y diversión para los más pequeños en la Feria del Libro

La feria del libro es para todos, incluso para los más pequeños. Así queda plasmado en la Ciudad Colonial donde la XXII Feria Internacional del Libro Santo Domingo ha reunido a lo largo de estos últimos días a niños y sus familias para compartir de la oferta de literatura y actividades infantiles que el evento tiene para ofrecer.

Como siempre el protagonismo lo tienen los libros, y en el caso de los niños no es distinto. Entre las casetas literarias que componen la feria, algunas se centran únicamente en obras de contenido infantil, que van desde cuentos clásicos hasta libros de colorear.

Tal es que el caso de “Editorial sin Límites”, ubicada en la Fortaleza de Santo Domingo, y que se centra productos infantiles, con una gran selección de cuentos, libros de colorear, carteles y gran variedad de juguetes.

Según su administradora, Loreta Báez, lo más común es ver a padres que compran libros de lectura para reforzar la aptitudes de sus hijos que apenas aprenden a leer. Hay de todo para que los pequeños elijan, explica Báez: cuentos, fábulas, libros didácticos, libros para dibujar y colorear, rompecabezas y “matatiempos”.

Algunos padres acuden a las diferentes casetas con la intención de introducir a sus hijos al mundo de la lectura.

Así ocurre con Luisa Vásquez, madre de un niño de dos años, y quien aprovechó las ofertas de la feria para comprar un libro de cuentos y fábulas populares para leerle en las noches a su pequeño a fin de "inculcarle el amor por la lectura a temprana edad para que siga siendo costumbre a medida que crezca”.

Actividades

Mås allá de los libros, la feria también ofrece una plétora de actividades para que los más chiquitos disfruten de su estadía.

Justo es el caso de la Sala Infantil, ubicada en la Casa de Bastidas, una zona que cuenta con varios libros y juguetes, y que a intervalos de cada 50 minutos ofrece distintas funciones como cuentacuentos, formación de títeres y talleres de manualidades diriguida al público infantil.

Según Miguelina Vasquez, encargada de la Sala Infantil, la finalidad del área es hacer "que el niño lleve a casa un mensaje de la feria del libro, que es motivarlo a la lectura y que amen los libro".

Otra alternativa es el stand del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) que a base de títeres, juegos y libros de colorear educa a los niños sobre los beneficios del ahorro.

Asimismo, en el pabellón del Ministerio de Educación se encuentra el área del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI), un espacio a modo de parque infantil con juegos, inflables, toboganes y otras recreaciones para el deleite de los más chicos. 

Déjanos tus comentarios