La absurda condena que un juez impuso a un "depredador sexual" de 19 años

La absurda condena que un juez impuso a un depredador sexual de 19 años
La absurda condena que un juez impuso a un depredador sexual de 19 años

Cuando el juez Randy Stoker impactó con su martillo sobre su mesa y dio por finalizada la lectura de la sentencia contra Cody Duane Scott Herrera, todos los presentes en la corte se miraron asombrados. ¿Eso era todo? ¿Esa absurda condena para un hombre culpable de violar a una niña de 14 años?

Cody Herrera tiene 19 años y es considerado un "depredador sexual" en Twin Falls, Idaho. A su corta edad el juez escuchó durante el proceso al que se lo sometió que había tenido por lo menos 34 diferentes compañeras sexuales.

"Nunca he visto semejante nivel de actividad sexual en una persona de 19 años", dijo Stoker. Pero todavía no se había escuchado lo peor por parte de este magistrado. "Si consigues la libertad condicional con esta corte, una de esas condiciones será que no tendrás relaciones sexuales con nadie excepto con quien te cases, si es que te casas", le ordenó el magistrado del 5to Distrito.

Y aunque el Departamento de Salud y Bienestar de Idaho no colocó a Herrera como un "depredador sexual", Stoker cree que sí debería estar incluido en esa lista. La madre de la víctima, también.

"Desde el principio fue su intención tomar lo que quería de mi pequeña de 14 años: su virginidad. Y estuvo dando vueltas hasta que lo consiguió. Cody nunca entenderá lo que le hizo a nuestra familia. Cody robó su inocencia. Destruyó la niña dentro suyo. Nunca volverá", señaló la mujer a la corte.

Stoker había sentenciado a Herrera a una prisión subyacente de entre 5 y 15 años, pero la suspendió a cambio de una probation de un año. Y la absurda prohibición de no tener más relaciones sexuales hasta que contraiga matrimonio. Pero hasta esa condición de celibato podría caer en la nada por inconstitucional. "Infringe sus derechos constitucionales", advirtió Shaakirrah R. Sanders, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Idaho. La condena a una vida sin sexo es pues tan absurda como indignante.

TEMAS RELACIONADOS:
+ NOTICIASmás noticias

DÉJANOS TUS COMENTARIOS
NOTAS RECOMENDADAS