Miércoles, 26 de Abril de 2017 | 11:10 am

Jack Ma, el fundador de Alibaba, sobre la inteligencia artificial: "Causará más dolor que felicidad"

Jack Ma, el fundador de Alibaba, sobre la inteligencia artificial: Causará más dolor que felicidad
Jack Ma, el fundador de Alibaba, sobre la inteligencia artificial: Causará más dolor que felicidad

Por más que a muchos todavía les resulte muy difícil de asumir, máquinas como los robots inevitablemente se convertirán en seres artificiales más inteligentes que los seres humanos una vez que alcancen un nivel de razonamiento similar al de una persona promedio.

Según un panel de expertos compuesto por el filósofo de Oxford y autor Nick Bostrom, el CEO de la startup DeepMind Demis Hassabis y Elon Musk de Tesla – quienes participaron de un evento organizado por el prestigioso Instituto para el Futuro de la Humanidad – la "explosión de inteligencia" que tendrá lugar una vez que las máquinas puedan pensar como el hombre será imposible de detener o siquiera controlar.

Si se tiene en cuenta que más allá de los pronósticos alentadores que contemplan que los seres humanos conservarán sus puestos de trabajo por al menos dos décadas más, el ritmo mediante el cual robots reemplazan a humanos en distintos tipos de establecimientos fabriles es cada vez más veloz y todo haría suponer que el panorama en el mediano plazo no será del todo favorable para aquellos de carne y hueso.

El Boston Consulting Group predijo que la inversión en robots industriales crecerá para 2025 un 10% anual en lo que hace a las 25 principales naciones exportadoras, a diferencia de la cifra del 2 al 3% que se venía manejando hasta la fecha.

En la actualidad solo el 10% de los puestos de trabajo que pueden ser llevados adelante por robots han sido automatizados, pero se espera que para 2025 el número de oficios ejecutados por máquinas alrededor del mundo aumente al 23%.

Mientras que son muchos los que rescatan la reducción de costos y el incremento de la eficiencia, no son pocos los referentes mundiales que han comenzado a alzar su voz en contra del ya irreversible avance de la inteligencia artificial.

Sin ir más lejos el chino Jack Ma, CEO de Alibaba el gigante del retail online, compartió recientemente su particular visión sobre la amenaza de los robots con inteligencia artificial para los hombres más poderosos dentro de las organizaciones número uno del mundo.

El respetado hombre de negocios que logró generar una de las fortunas más importantes a nivel mundial sin haber nacido en una cuna de oro ni haber heredado una fortuna familiar, alertó sobre un mundo en el futuro cercano donde los CEO podrían perder sus puestos de trabajo usualmente asociados a jugosos salarios y beneficios, situación en la que Ma anticipa ni siquiera podrán recurrir a sus "paracaídas de oro" o a las importantes pensiones que suelen percibir al momento de ser desvinculados de una organización.

El presidente de Alibaba compartió su pronóstico en una conferencia sobre iniciativas empresariales que tuvo lugar en Zhengzhou, China el pasado fin de semana, donde alentó al auditorio a que se despertara y entendiera lo que está sucediendo con la inteligencia artificial y la automatización.

"Quince años atrás daba discursos donde alertaba 300 veces a la gente sobre como Internet impactaría sobre todas las industrias, pero nadie me escuchaba dado que no era nadie" aseguró Ma ante miles de atentos concurrentes. Hoy día el multimillonario cree que un nuevo "movimiento sísmico" está ocurriendo a nivel tecnológico, con consecuencias potencialmente desastrosas.

jcrop preview

"La inteligencia artificial y otras tecnologías le causarán a las personas más dolor que felicidad en las próximas tres décadas" predijo Ma en lo que sin lugar a dudas conforma una de las visiones más abiertamente pesimistas sobre el futuro cercano, pero que a la vez muchos expertos afirman resultaría indispensable empezar a contemplar ante un aparentemente inagotable entusiasmo y optimismo de Silicon Valley por la inteligencia artificial.

Además agregó que las máquinas solo deberían hacer lo que los humanos no pueden. "Solo de esa manera podremos tener la oportunidad de que las máquinas sean nuestros socios laborales en vez de reemplazos".

Expertos en la materia aseguran que en un contexto donde los puestos de trabajo en fábricas serían reemplazados en su totalidad por máquinas en un lapso de menos de veinte años, el próximo turno le llegará a los empleos vinculados a ventas minoristas y atención al cliente.

El Foro Económico Mundial calculó que para 2020 serán cinco millones los puestos de trabajo a nivel mundial cedidos a las máquinas, mientras que por citar un ejemplo particular en los EEUU, la automatización de vehículos se cobrará sus primeras víctimas en los conductores de camiones que perderán sus puestos de trabajo – los cuales totalizan 1.7 millones solo en el país del norte – al ser reemplazados por sensores y cámaras que aseguran acabarán para siempre con los accidentes en rutas.

Los más optimistas alegan que reemplazar a CEOs que cobran salarios millonarios y – como pudo ser visto desde el derrumbe financiero de fines de 2008 – reciben todavía más dinero luego de cometer errores catastróficos como parte de un sistema que los premia no importa los resultados, no sería algo del todo negativo para grandes empresas que podrían utilizar esos recursos para generar más puestos de trabajo e inversiones.

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios