Lunes, 19 de Diciembre de 2016 | 9:14 am

Difalia, la extraña condición de vivir con dos penes

Difalia, la extraña condición de vivir con dos penes
Difalia, la extraña condición de vivir con dos penes

La difalia es una condición muy extraña en el mundo, en la que el hombre nace con dos penes. Esta enfermedad puede presentarse en uno de cada cinco o seis millones de nacimientos a nivel global. Sólo se conocen 100 casos desde que fue reportado por primera vez por un médico suizo en 1609. Uno de ellos es el de Diphallic Dude, un anónimo que publicó un libro contando las experiencias y consecuencias que le generó en la vida.

De acuerdo a un estudio del National Center for Biotechnology Information en el que se analizaron a seis personas -de edad entre dos días y 14 años- con esta patología, todos los pacientes con duplicación uretral tienen que ser evaluados con sumo cuidado debido a la alta incidencia de otras anomalías sistémicas. El tratamiento para la difalia por lo general incluye la escisión de la estructura del pene duplicado y su uretra.

Actualmente no se sabe con certeza que provoca que el feto desarrolle dos penes, que pueden estar presentes uno al lado del otro o uno encima del otro. Los indicios apuntan a que puede deberse a algún tipo de estrés o anomalía ocurridos a mitad de la gestación. Aún así, los afectados pueden llevar una vida sana y normal luego de recibir ayuda médica y psicológica, si fuese necesario.

Hay distintos tipos de difalia. Por ejemplo, ambos penes pueden ser muy distintos en tamaño y en apariencia. También puede haber un solo pene completamente desarrollado y uno parcial. Pueden desarrollarse escrotos bífidos (escroto hendido en dos) y dos vejigas. Y en algunos varones puede haber malformación del ano.

jcrop preview

En el caso de Diphallic Dude, los dos miembros están bien desarrollados y son funcionales. Tampoco sufre de otra malformación y, según el joven, él tiene una sola vejiga y una próstata con un tamaño un poco mayor al promedio, pero no tiene muchas más complicaciones de salud.

De acuerdo a un análisis de la Unidad Médica de Alta Especialidad de Monterrey un hombre con esta condición puede ser capaz de sostener erecciones, de eyacular y de orinar por ambos penes, siempre que estos sean completamente normales. Igualmente, puede tener relaciones sexuales sin muchas dificultades y procear hijos, aunque la mayoría de los individuos son infértiles. Además, la difalia no se hereda de padres a hijos.

No hay cura para los hombres con patología, pero sí se puede amputar uno de los penes quirúrgicamente, específicamente si es parcial o está malformado. Aunque la cirugía es una opción, no siempre es el método adecuado, ya que podrían surgir complicaciones durante la misma. Un especialista evalúa cada caso y, entonces, aconseja el método a seguir, ya sea extirpación de uno de los genitales o corrección de alguna malformación.

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios